Beneficios Del Ejercicio ¡Para Tu Mente!

Sales de casa y diez minutos después no recuerdas si apagaste las llaves de la estufa. ¿Te pasa seguido?, ¡tengo una solución para ti!

CRÉDITO: GIPHY

Todos amamos esa sensación de cansancio después de hacer ejercicio. Pensamos en cuantos kilitos bajamos y cómo nuestra depresión disminuye considerablemente. Sin embargo, ¿sabías que entre los beneficios del ejercicio también se encuentra el de mejorar la memoria?

Investigadores han encontrado que el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo, el área del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje. Además, ayuda a que el flujo de la sangre llegue al cerebro, a través de los vasos sanguíneos.

Otro de los beneficios del ejercicio es que estimula el crecimiento y la abundancia de las células en el cerebro, reduciendo el riesgo de padecer demencia.

El ejercicio también reduce el estrés y la ansiedad, dos problemas relacionados con deficiencias cognitivas. Por último, mejora nuestro estado de ánimo y los problemas a la hora de dormir, en ambos casos existe una conexión en la influencia que ejercen con una buena memoria.

Si aún no estas convencido que el ejercicio es fundamental para la salud te daré aún más beneficios:

-Reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer, al incrementar la producción de antioxidantes naturales que ayudan a proteger las células.

-Fortalece nuestros músculos y huesos. Ya que promueve la absorción de aminoácidos, lo que estimula el crecimiento del músculo y ayuda fortificar los huesos y previene la osteoporosis.

-Disminuye el riesgo de padecer diabetes tipo 2, ya que reduce la resistencia a la insulina.

¡Aumenta nuestros años de vida!

¿Todavía no logro convencerte? Piénsalo así, en unos años podrías gastar miles y miles en medicinas y médicos por no haber hecho tantito ejercicio el día de hoy.

Ejercicios Para La Memoria

CRÉDITO: CLARÍN

Los mejores ejercicios para la memoria son los aeróbicos porque ayudan a mantener tu cerebro oxigenado. Considera caminar, bailar, nadar, montar en bicicleta, kickboxing, y cualquier actividad que aumente el ritmo cardiaco. Así es, inclusive “el amorcito corazón”.

Se recomienda que los adultos realicen 150 minutos de ejercicio aeróbico cada semana. Aunque no pretendas hacerlo todo en un día.

Según el Departamento de Ciencias de Ejercicio en la Universidad de Georgia, después de 20 minutos de ejercicio los beneficios comienzan a ser latentes. Específicamente en la forma en que procesamos información y cómo funciona nuestra memoria.

Consejos Para Empezar A Hacer Ejercicio

¿No participas en ningún tipo de ejercicio? ¡No to preocupes!

Puedes dividir estos 150 minutos en 25 minutos por seis días a la semana o 30 minutos por cinco días a la semana. ¡Haz lo que funcione mejor para tu estilo de vida!

Si aún así te parece complicado, piénsalo así, invita a tu pareja a un paseo por el parque. Camina de la mano con ella hasta que ambos se cansen. Será bueno para su relación y para ¡tu mente!

Tu rutina de ejercicio se establecerá si eres consciente de cómo y cuándo lo puedes hacer.

¡Recuerda, sé realista!

No pagues la mensualidad de un gimnasio, si al final vas a quedarte viendo “The Walking Dead” en tu casa.

Y no te preocupes, si ahorita no puedes ni hacer 10 minutos de ejercicio a la semana, ¡empieza poco a poquito!, ¡suave suavecito! Bailar tampoco es mala opción, por cierto.

Poco a poco verás que tu vida cambia y ya no estarás olvidando las llaves o “la cabeza” por doquier.

Te reto a que te pongas como meta participar en un tipo de actividad física. ¡Tu cuerpo y tu memoria te lo agradecerán!

CRÉDITO: GIPHY